El tiempo en USA mata

En New Haven he vuelto a recuperar una de esas costumbres asturianas que parecía haber olvidado. Se trata de interesarse por el tiempo antes de salir de casa ya que, de no tenerlo en cuenta, me puedo ver en grandes berenjenales al salir del trabajo. En Asturias miraba por la ventana porque todavía lo del AppStore y esas cosas no se había inventado. Aqui tiro de la aplicación de The Weather Channel. Pero tal aplicación ha dejado de ser mera utilidad para convertirse en entretenimiento. Casi cada dia hay una alerta meterológica que, mas o menos viene a subrayar los peligros cotidianos de las inclemencias del tiempo.

Hay muchos tipos…desde que la marea va a subir un metro mas de la cuenta hasta los centímetros de nieve esperados. Pero últimamente me han llamado la atención dos. La primera nos recuerda que los relámpagos son peligrosisimos:

Imagen

La otra alerta aún me gusta más… resulta que los dias de sol espléndido y temperatura agradable, dónde morir por las inclemencias del tiempo se antoja imposible, hay un enemigo acechando… el ozono, que, por lo visto, exacerba las crisis asmáticas y es malísimo para los pulmones:

Local Severe Weather Alert for New Haven, CT (06511)

Southern New Haven
Air Quality Alert in effect

AIR QUALITY ALERT IS IN EFFECT FROM 10 AM FRIDAY UNTIL 10 PM  FRIDAY

THE CONNECTICUT DEPARTMENT OF ENERGY AND ENVIRONMENTAL PROTECTION  HAS ISSUED AN AIR QUALITY ACTION DAY FOR THE FOLLOWING COUNTIES

FAIRFIELD

MIDDLESEX

NEW HAVEN

NEW LONDON.  THE CONNECTICUT DEPARTMENT OF ENERGY AND ENVIRONMENTAL PROTECTION  IS FORECASTING UNHEALTHY FOR SENSITIVE GROUPS DUE TO ELEVATED  LEVELS OF GROUND- LEVEL OZONE POLLUTION. A FORECAST OF UNHEALTHY  FOR SENSITIVE GROUPS INDICATES INCREASED LIKELIHOOD OF RESPIRATORY  SYMPTOMS AND BREATHING DISCOMFORT IN ACTIVE CHILDREN

ADULTS WITH  RESPIRATORY DISEASE

SUCH AS ASTHMA AND ESPECIALLY THE ELDERLY.

Y yo que pensaba que el ozono era algo a proteger… Qué opinará el experto @manmese de esto


Sarriá-Sant Gervasi is not Barcelona

Como ayer hablábamos de esto y hoy he visto este enlace de El Periodico de Catalunya, me voy a permitir el lujo de colgarlo entero. Lo absurdo del lenguaje nacionalista en un panfleto:

Ayer recogí del suelo en el paseo de la Bonanova una hoja volandera que no me resisto a reproducir íntegramente. El panfleto, que firma una plataforma ciudadana hasta ahora desconocida, dice así:
«Vecinos y vecinas de Sarrià-Sant Gervasi: ha llegado la hora de reivindicar nuestros derechos. Los vecinos y vecinas de este distrito sospechamos que pagamos más tasas y tributos al Ayuntamiento de Barcelona que los del resto de la ciudad, pero recibimos menos inversión pública que los demás. Para demostrar que tenemos razón, reclamamos del Ayuntamiento de Barcelona que calcule y publique las balanzas fiscales entre la hacienda municipal y todos y cada uno de los distritos.
Tras conocer esas cifras, las fuerzas vivas de Sarrià-Sant Gervasi procederemos a negociar bilateralmente con el equipo de gobierno municipal de la ciudad un pacto fiscal o concierto, que reduzca sustancialmente el expolio existente. Este distrito tiene un considerable déficit en infraestructuras y padece también bolsas de pobreza, por lo que no vale aducir que los vecinos somos, por lo general, acomodados.
Los vecinos y vecinas de Sarrià-Sant Gervasi estamos dispuestos a aportar lo que sea justo para conseguir sufragar los gastos de funcionamiento ordinario de la ciudad, a través de un cupo pactado entre las partes. El resto de lo que se recaude en Sarrià-Sant Gervasi será administrado por una Hacienda propia del Consejo de Distrito.
También aceptamos pagar una cuota de solidaridad para subvencionar a los distritos más desfavorecidos, cuya cuantía será fijada en la mencionada negociación bilateral. Ahora bien, esa cuota de solidaridad debe ser finita en el tiempo, pues, si no, no se incentivará a los vecinos de esos distritos a prosperar y crear riqueza; por el contrario, se les acostumbrará a una cultura del subsidio que fomenta la molicie y el atraso.
No creemos que la actual situación de crisis económica sea un obstáculo para alcanzar nuestros objetivos. Al contrario, creemos que es una oportunidad, y que nuestras peticiones serán vistas con simpatía por Europa. Llamamos a todos los concejales y concejalas que residan en Sarrià-Sant Gervasi para que hagan un frente común y antepongan la defensa de los legítimos intereses de sus vecinos y vecinas del distrito a cualquier otra consideración ideológica o política. Los sindicalistas (pocos) del distrito ya se han adherido a nuestra plataforma.
Si el Ayuntamiento rechaza nuestras peticiones, le recordaremos que Sarrià fue, hasta 1921, un municipio independiente, y Sant Gervasi de Cassoles lo fue hasta 1897, y que tenemos derecho a ejercer nuestra autodeterminación.
Vecinos y vecinas, gritad con nosotros: ¡Viva Sarrià! ¡Viva Sant Gervasi! ¡Sarrià-Sant Gervasi is not Barcelona! ¡Freedom for Sarrià-Sant Gervasi!»
Y colorín, colorado, este cuento se ha acabado.

Carles Pastor, en El Periodico


¿Acceso abierto en la UE?

La ciencia hacker acaba de saber, gracias a un post de Synaptica, que, por lo que parece, la Union Europea va a seguir los pasos de el NIH, de las universidades americanas y de el NHS de el Reino Unido para hacer que la investigación financiada con fondos públicos pase a ser de acceso libre. Al menos así reza este comunicado de prensa… Además justo hoy se publica un artículo interesante al respecto en The Economist. Osea, parece que algo se mueve.

Ya veremos a ver cuánto tardan en llegar los lobbies del copyright a Bruselas, dónde encuentran siempre recogimiento y comprensión, pero si se lleva a cabo una decidida politica de Open Access para toda la UE volveré a creer en la política que no esté al servicio más que de sus ciudadanos.


Lastre del siglo XX que soltar (1): Nacionalismo

Hoy empiezo una nueva serie en el blog. Se trata de tratar de identificar aquellas ideas que arrastramos desde el siglo pasado (o mas allá) y que creo que son el lastre para que la sociedad evolucione hacia formas de gobierno y ciudadanía mas justas y más representativas de cómo se organiza (o se podría organizar) la sociedad en este siglo. Algunas de ellas forman parte de “los pilares de la democracia”. Pero eso no me interesa ahora. Me interesa tratar de explicarme a mí mismo cómo determinadas ideas, algunas de ellas enormemente arraigadas, configuran la forma de ver el mundo de la gente y, en definitiva, las formas de organización social y cuáles son las razones que a mí me han llevado a criticarlas como causas directas de una buena parte de nuestros problemas actuales.

La primera de ellas, el primer lastre a soltar, es el nacionalismo. Es la primera porque es ubicua y versátil y, probablemente, sea la más dificil de desterrar. Y es la primera porque, por diversas razones, me ha ocupado bastante tiempo en mis discusiones con amigos y compañeros. Sirva de referencia para no tener que explicarme tantas veces y no tener que perder tantos interlocutores a la primera de cambio.

La primera razón por la que el nacionalismo es un lastre es por su propia naturaleza. El nacionalismo es una ideologia que nace del sentimiento, no de la razón. No es un constructo ideológico con un corpus teórico mas o menos académico que lo sustente (como pasa con socialismo o liberalismo) y unos objetivos razonados basados en los supuestos teóricos. El nacionalismo es la justificación de un status. Es la definición de unas características, generalmente innatas y comunes en una población y la elaboración de unas reivindicaciones basándose en la identificación con ese conjunto de características. No hay teoria que lo sustente y la prueba es que los nacionalismos no pueden ser inclusivos, sino antagónicos por naturaleza. En el conjunto “liberalismo” hay libertarios, anarcocapitalistas, minarquistas, liberal-demócratas, anarquistas…todos son subconjuntos de una propuesta teórica inicial que varian dependiendo de la interpretación de cada uno. Lo mismo sirve para el conjunto “socialismo”: hay comunistas, marxistas, leninistas, trotskistas, maoistas, socialdemócratas… Sin embargo es imposible que haya “interepretaciones” en el nacionalista. No hay cambios cualitativos. En todo caso los matices vienen por el “grado”. Se puede ser nacionalista gallego moderado o radical. Pero no se puede ser nacionalista estadounidense y español. O catalán y español…Por tanto, si es una ideología basada en un sentimiento, un sentimiento que, además, es excluyente, no puede dar lugar a nada bueno. Como dice La revolución naturalista:

En particular, sabemos que las decisiones sentimentales e intuitivas no suelen funcionar mal del todo a escala personal, pero pueden acarrear consecuencias nefastas cuando se aplican a una escala social y política. Y la mera agregación de voluntades individuales con el intenso sentimiento de llevar la razón tampoco lleva a resultados óptimos.

El nacionalismo aprovecha las estructuras básicas del cerebro como un virus. Usa sus mecanismos para propagarse de forma universal y perdurar latente siempre. El cerebro tiene dos formas de conocer el mundo. Los sentidos, que proporcionan cantidades ingentes de información no sesgada y las emociones, que otorgan valor a esa información. Las emociones moldean el cerebro durante toda la vida pero con especial vigor en infancia y adolescencia. Es en esas etapas cuando aprendemos qué es lo importante en la vida, para que lo tengamos en cuenta cuando esas situaciones se vuelvan a suceder y tengamos una forma rápida de reaccionar. Nací en Valencia y llevo 8 años fuera de Asturias, de donde “soy”. Pueden pasar siglos, que Asturias es y será mi referencia. Llevo un año fuera de Barcelona, pero no la echo de menos. Echo de menos a determinada gente de muchas partes, pero el entorno geográfico que echo en falta, el que tengo idealizado es Asturias. Para mí es el el disfrute de un territorio y unas costumbres, para otros la lengua que se hablaba en casa de sus padres, para otros el odio contra los que les masacraron…el nacionalismo es una emoción, como se puede deducir del hecho que una empresa multinacional de origen norteamericano la aproveche y canalice para mejorar sus ventas. Y como tal emoción, nada bueno para tomar decisiones que requieran del uso no sesgado de la razón.

La segunda razón por la que desterrar el nacionalismo de nuestras vidas es la que más me interesa. El nacionalismo es la forma más barata, eficaz y rentable que tienen determinados grupos de poder para apelar todo un conjunto de ciudadanos y que estos respondan en su favor. Como ya explicábamos en un post anterior, el nacionalismo es el anillo de poder que los une a todos, el toque de arrebato que congrega al pueblo en torno al que toca la campana. El nacionalismo permite, de manera simple, desactivar cualquier amenaza a los gobernantes y sus oligarquias. Si tu eres español, yo soy español y hay un ataque contra España y yo soy tu gobernante, tu, para defender tu España tienes que estar con tu gobernante. Y, si no, eres insumiso, antipatriota, traidor…alguien deleznable. Alguien que no forma parte de esa comunidad. Alguien anti-español. Los nacionalismos, aunque explotan particularidades históricas, culturales o raciales, reproducen territorios administrativos. Es decir reproducen las estructuras de poder. Y eso es así y no al revés. Es decir, no aparecen los nacionalismos porque haya unas características culturales a priori que, despues, definen un Estado o nación. Si eso es así, ¿cómo se entiende que exista el nacionalismo Argentino si sus características culturales, físicas, de lenguaje, etc eran básicamente idénticas a las de sus metropoli?¿Cómo explicamos que unos señores con cara de andaluces, acento andaluz y costumbres andaluzas, puedan estar convencidos de su madre patria británica?¿Cómo puede ser que cuente como ciudadano estadounidense y se defienda dicha ciudadania con fervor tanto para alguien de Maine como para alguien de Puerto Rico, dónde hablan y viven de otra manera, o de la isla de Guam, que está del otro lado del Pacífico? En resumen, el nacionalismo es la justificación de un status, de un interés. Y el status puede estar recubierto de cultura, de raza, de territorio o de historia, pero no deja de ser un status. Y como es una justificación, adopta mil caras diferentes dependiendo de qué es lo que se quiere justificar. Hay muchos nacionalismos, pero yo me voy a referir a tres. Los tres que he vivido y los tres que han formado mi opinión al respecto. Los tres como arquetipos de la forma en que el nacionalismo nos nubla la razón. Seguro que hay ejemplos mejores, pero estos son los míos.

1. El nacionalismo omnipresente: el catalán

El nacionalismo catalán es el nacionalismo que sirve para todo. Es un nacionalismo multiusos. Es un nacionalismo explícitamente agresivo y con tentáculos en toda la sociedad. Siguiendo la lógica de la descripción precedente, el nacionalismo catalán se basa en el sentimiento de pertenencia a “els Països Catalans“, comunidad lingüistica y territorial que abarca las 4 provincias catalanas más la Comunidad Valenciana, Baleares, Andorra, la franja de Aragón, el Rosellón y la Cerdaña francesas y, según algunos otros, el Alghero en Cerdeña. Todo es según los propios nacionalistas (que no según los habitantes de esos otros territorios). Los más puristas reivindican esa metanación inventada como constructo pero dónde de verdad es patente (ya que en Valencia o Baleares, por ejemplo, gobierna su nacionalismo antagónico y en Alghero o el Rosellón les puede dar un patatús si les dicen de unirse a ellos) es allí dónde la casta, la oligarquia, se ha decantado por esa identidad para conseguir más poder. En Cataluña, con la excusa de “la promoción del idioma” se tiene en vereda a los medios de comunicación. Con la excusa de un complot se puede ser un oasis del robo perpetuo. Los políticos que, en mi tierra, por definición, son unos “comiones” y gente a escrutar de cerca, en Cataluña convocan ellos mismos manifestaciones contra su propia ineptitud negociadora. En Cataluña, echar la culpa a España con los peajes de las autopistas, cuando es el propio partido nacionalista mayoritario el que recibe comisiones de las empresas concesionarias y el que ha alargado las concesiones a esas mismas empresas, en Cataluña la izquierda no es universalista, es nacionalista, racista, clasista y echa una mano al ladrón cuando hace falta en pro de la “nación”. En Cataluña gobierna sus sistemas sanitarios un señor y sus secuaces que vienen de la patronal del negocio sanitario y unos amigos que la saquean pero la culpa de los recorte la tiene que no haya pacto fiscal. Y, si… en Cataluña se defiende, durante décadas, que las rentas pertenecen a los territorios. A los territorios dependientes de la casta en cuestión. Que Cataluña tenga un déficit fiscal no se debe a que haya más empresas afincadas, más renta per cápita, en definitiva, mas dinero, igual que sucede, seguramente por las mismas razones, en Madrid. No. En Cataluña el panadero que cobra 1000 euros al mes y paga al Estado exactamente lo mismo que paga al Estado el mismo panadero del barrio de Vallecas, tiene tanto derecho a reivindicar el botín del expolio cómo el que vive en Pedralbes. En Cataluña el nacionalismo no (sólo) es sociológico, forma parte de la red clientelar. Desde las subvenciones a asociaciones cívicas pro-sistema, hasta, como decimos, los diarios generalistas. Eso en positivo… pero además tiene la parte punitiva: la de multar por rotular en el idioma que te de la gana, la de no contratar artistas que no se plieguen a las circunstancias políticas, la de menospreciar con tópicos a los trabajadores de otras regiones… En suma, en Cataluña se vive el nacionalismo institucional a cara de perro. Y, lo peor de todo, se vive como una necesidad. Como la única forma de reivindicar unos derechos. Por eso, siguiendo el silogismo perfecto del que hablábamos antes, si criticas alguno de los aspectos que la oligarquía considera “esenciales” de Cataluña, criticas a Cataluña y por extensión a todos sus habitantes y por tanto eres un anti-catalán. Por suerte eso, aunque flota en el ambiente de cualquier conversación política eso no influye en las relaciones personales, sólo en las relaciones con la administración y en el discurso oficial.
2. El nacionalismo clásico: el español

El nacionalismo español es el de muchas otras naciones-estado en el mundo. Parece no estar pero impregna buena parte de la actitud de los dirigentes y, al ser menos exigente en sus posiciones, cautiva mucho más a sus habitantes. Es un nacionalismo menos explícito que el anterior, pero igualmente dañino para la razón. Como es un nacionalismo menos explícito es más difícil deshacerse intelectualmente de él. Pero también es necesario soltar ese lastre. El nacionalismo español se basa, más que en la lengua, cómo el anterior, en la pertenencia al territorio geográfico conocido como “España”. Como culturalmente ese territorio es diverso incluye la posibilidad de acoger multiples “nacionalidades” y reconoce derechos lingüisticos a otras. Pero eso es sólo cuando esas otras se muestren dóciles. Si no, se toca a arrebato de nuevo. Y ahí es dónde los nacionalismos clásicos son más evidentes. El nacionalismo español no necesita reivindicarse en cada aspecto de la sociedad porque ya tiene el control. Todo es, por defecto, español. Por eso no impregna la cultura con subvenciones, ni los diarios por ser escritos en esa lengua (sino por ser afines al grupo oligárquico del momento), ni a las asociaciones por defender un tipo de cultura… sin embargo, si el partido de la oposición pacta, de forma legítima, con los representantes de otras comunidades autónomas es que quiere romper España, si se nos exigen unos requisitos económicos de solvencia es que Alemania y el Banco Central Europeo nos tienen manía y no nos quiere ayudar, si otro país nacionaliza una empresa multinacional en la que tiene participaciones la red clientelar que conforma la oligarquia española hay que usar todos los recursos del Estado y la opinión pública para menospreciarla, si el pueblo pasa hambre es porque la pérfida Albión no nos devuelve Gibraltar, si hay que aguantar impuestos, recortes y rescates es porque nosotros somos españoles, los bancos rescatados son españoles y hay que compartir el esfuerzo y apretarse el cinturón, si los vecinos del norte se rien con unos guiñoles porque nuestro deporte, en verdad, necesita una revisión seria de la politica antidopaje, es que nos tienen envidia… Mientras el nacionalismo explícito usa a la población para que la oligarquía consiga privilegios, el nacionalismo clásico la usa, sobre todo, para no perderlos. Para, en tiempos de crisis, aglutinar a la población en torno al gobernante. Hay tantos ejemplos como Estados…desde Argentina y las Malvinas hasta China con el Tibet…Por supuesto, la no asimilación de dichas arengas implica la traición tambien, como en el anterior. Tan perverso como el anterior anulando la capacidad crítica y como cualquier otro nacionalismo, tambien hemos de desterrarlo.

3. El nacionalismo sutil: el estadounidense.

El estadounidense es un nacionalismo clásico en toda regla. Si cabe uno de los más potentes. Pero no me voy a referir a ese tipo de nacionalismo. Me voy a referir a otro que es menos evidente pero, para mí, igualmente nacionalismo. Sucede en otros muchos sitios pero, quizá, en Estados Unidos aparezca con mayor claridad. Se trata del nacionalismo que atribuye virtudes generalizadas a sus habitantes por la pertenencia a dicho territorio. En este caso las oligarquias utilizan las supuestas virtudes de la nación cómo argumentos para mantener sus privilegios. Por ejemplo… America “is the land of the free” y eso, tan genérico, sirve como argumento para que el Estado no pueda inmiscuirse en las vidas de los ciudadanos y proveer y pagar por la Sanidad cuando, en realidad, significa que los que se benefician del negocio no quieren perderlo por nada del mundo. La Consitución americana, de la que emanan todas esas virtudes, acoge el derecho a protegerse con armas, aunque nadie se defienda de los atacantes con armas y eso sea injusto, ineficaz, peligroso y conlleve tasas de muerte por arma de fuego 10 veces superiores a las de paises homólogos en su pais y en el vecino del sur. Pero lo que de verdad significa es que el lobby del armamento (bajo la NRA) usa ese texto mitológico como coartada para defender sus intereses concretos. El prototipo de hombre americano es el de “el hombre que se hace a sí mismo”, aunque no cuenten si se hizo a si mismo por los recursos que ya tenia, porque tuvo suerte o porque tenia una talento extraordinario o aunque no digan cuanta es la proporción de hombres que se hacen a sí mismos. Pero ese ideal es el que hace que la gente se mantenga contenta con el sistema politico. Si no llegas a “hacerte a ti mismo” no es porque no puedas acceder a la educación en igualdad de condiciones que los pudientes, o que hayas caido enfermo y tengas que dedicar tus sueldos íntegros a pagarte tu salud o que vivas en Colorado en vez de en Silicon Valley… no, es porque no lo mereces, porque el país bien que te da las oportunidades. Recuerda, es “la tierra de los libres”. No sólo eso, es la tierra bendecida por Dios. Una de las tierras prometidas. Pero ¿de qué America estamos hablando? ¿De la próspera, liberal y con altos impuestos como en Massachussetts, de la conservadora Utah, de la aún más liberal California o de la pobre, retrógrada y con bajos impuestos Arizona?

Con todo esto lo que quiero recalcar es que, como charlabamos hace un par de dias con @medicocritico, las explicaciones simples de la realidad suelen ser las utilizadas por los que tienen intereses en que no se sepan las explicaciones detalladas, pormenorizadas, matizadas… Las explicaciones simples de la realidad las usan los vendedores de humo, los religiosos, los magufos…y los nacionalistas. Cualquier nacionalismo es un tópico, una simplificación de una realidad compleja. Por eso, si bien se puede defender y fomentar la lengua que quieres hablar en tu comunidad (sin necesidad de depreciar otras, por cierto), si bien se puede mostrar simpatia e incluso animar a la selección española por afinidad, si bien se puede argumentar que los bajos impuestos atraen empresas, si bien se pueden reivindicar la abolición de los peajes o de los toros… todo eso no tiene ninguna relación entre sí. Cada propuesta es una y concreta y se enriquece con el debate, se propone en la comunidad y se aprueba o no siguiendo los mecanismos institucionales adecuados. Cuando lo que se hace es apelar a un sentimiento genérico para reivindicar cualquier cosa, lo que se hace es devaluar el argumentario para conseguir la reivindicación concreta. Si, además, eso supone la coartada perfecta para las oligarquias, tenemos la mezcla perfecta para la confrontación, la incomprensión y la ineficacia.

Por tanto, primer lastre a soltar, las cosmovisiones nacionalistas para explicar una realidad mucho más compleja.

PD: como se que me van a llover por ambos lados: Trolls, ahorrense la rabia, por favor y traten de leer con calma.


Receta del dia

20120721-080601.jpg

Una de esas recetas sanísimas que proponen en la parte de atrás de una caja de 700g de Corn Flakes americanos…
Me recuerda a la vaca rellena de pollos que comiamos Floj, @vitnoriega y yo en la facultad…

Receta del dia

20120721-080601.jpg

Una de esas recetas sanísimas que proponen en la parte de atrás de una caja de 700g de Corn Flakes americanos…
Me recuerda a la vaca rellena de pollos que comiamos Floj, @vitnoriega y yo en la facultad…


Escepticos bienvenidos

20120718-195336.jpg

En la iglesia de enfrente de casa los escepticos son bienvenidos. ¿Habra entrado alguno? Paso de probar, que estos americanos hacen concurso de debates y tienen mucha labia e igual me convencen…

Escepticos bienvenidos

20120718-195336.jpg

En la iglesia de enfrente de casa los escepticos son bienvenidos. ¿Habra entrado alguno? Paso de probar, que estos americanos hacen concurso de debates y tienen mucha labia e igual me convencen…


KIR4.1 antibodies: A revolution in multiple sclerosis

This week we had the opportunity to read a paper in the New England Journal of Medicine, describing, in my opinion, a breakthrough finding in MS. It’s published by Srivastava and coworkers, from the University of Munich. It describes the presence of antibodies against the KIR4.1 potassium channel in almost 50% of MS patients. Maybe i’m biased because my research is focused in autoantibodies in neuroimmune disorders, but, in my opinion is one of the best papers that has been published in MS in many years for different reasons that i will describe later.

However, the impact in the mainstream scientific media and in the community has not been very big so far. It has had a media coverage that is, for example, far behind a recent study describing some allele variants having a small genetic risk of developing MS, being, in my opinion, much less important from the patient care point of view.

The study is an example of how research should be conducted. From a very good (and old) hypothesis it develops a set of experiments brilliantly designed to achieve, with success, the goal in a completely unbiased approach. The approach is very similar to what Dr Dalmau and co-workers have been doing with autoimmune encephalitis, but it has some key differences that make the study even better if possible. Briefly, the study starts describing a set of patients that react agains glial components of the central nervous system. Then the authors isolate cell membranes from brain tissue (rat and human). They demonstrate reactivity against those membranes and isolate the proteins to which the antibodies are targetted (being that protein KIR4.1). Then they design another set of experiments to confirm the finding. They use ELISA, flow cytometry and immunocytochemistry to define the specificity of the antibodies and their frequency and confirm the results in two different series of cases, testing ¡almost 400 patients!. Then they map the epitope of the protein that is being targetted and design immune competition experiments to further support the specificity of the finding and finally develop in vivo experiments with murine models to confirm that patients’ immunoglobulins bind to that protein and determine loss of the protein and complement fixation (one of the ways how antibodies cause damage). Awesome.

But, why is the discovery of those KIR4.1 antibodies so important? I’ll try to summarize my reasons…

First, for historical reasons. The quest for antibodies in MS has been a research topic for many years. Patients have IgG oligoclonal bands in the CSF and B cells in CSF and brain tissue. And, as we have explained before, a trial with Rituximab, that depletes B cells, the cells producing antibodies, has been very successful in phase II trials. So, as in many other diseases, autoantibodies were thought to play a role. However, animal models, biased towards a T-cell paradigm of MS and a huge body of literature describing antibodies against myelin proteins and other proteins, precluded, in my opinion, an unbiased search for new antibody reactivities. To the point that many researchers thought that there was not a unique antibody but many differnt antibodies depending on the patient. This paper opens a new era in MS research. So, first reason why this paper is important is because it changes a decades-long paradigm and many things in MS research, from animal models to patient classification for trials will have to take those antibodies in account.

The second important reason is because, although not right now, it will have important influence in patient care:

1. Diagnostic criteria will have to incorporate these antibodies and probably set a “seropositive” and “seronegative” category. And this is very important because primary progressive MS patients have antibodies in a similar proportion to RRMS and secondary progressive patients. So maybe we should start classifying patients not depending on clinical features but on serological status.

2. Clinical trials and, thus, treatments, will have to be assaied depending on the presence of these antibodies. Maybe patients with antibodies respond better to Rituximab than those that don’t have them. But, more importantly… we know that patients with primary and secondary progressive MS don’t respond to immune therapies very well (not to say at all). But, what if those with antibodies do respond to antibody-depleting therapies? For example, the OLYMPUS trial, testing Rituximab efficacy in primary progressive MS, failed in finding effectiveness in PPMS patients. But, it detected a subgroup of patients, those with more “active lessions”, in which it could be useful. What if we re-classify patients not by MRI status but by antibody status? Is rituximab then clearly effective?

3.Those antibodies, for sure, will help defining clinical-immunological correlations and prognostic subgroups. I’m mostly thinking about a first neurologic episode, for example. If a patient has an optic neuritis but negative antibodies, has the same risk of developing MS than a patient with positive antibodies? That is applicable to response to therapy subgroups, to severity subgroups and antibody titers, etc.

4. If 50% of patients have KIR4.1 antibodies maybe the other half is “a different thing”…the same way we have myasthenia with anti-AChR, MusK and LRP4 antibodies and they have different clinical features and response to therapies, it can happen the same with MS. Now, having a 50% rate of positivity for KIR4.1 many more scientists will believe that the other half have also autoantibodies against something else and that can help being more accurate in diagnosis and management.

5. Maybe now we can understand some unexplained things in MS…. is KIR 4.1, a potassium channel, responsible for the variation in symptoms depending on temperature (Uhthoff’s phenomenon) in MS? How does fampridine exert its function improving some symptoms in MS if it blocks potassium channels? Is the increased frequency of uveitis intermedia (pars planitis) in MS a general autoimmune association or it derives from the fact that KIR4.1 is expressed in the Müller glia of the retina? And so on…

All these things will have to be addressed in studies designed specifically for solving those dilemmas but, in summary, we will see a lot of changes in MS research and care derived from this study. It’s going to become one of the most cited papers in MS and very likely it will improve a lot what we know of that disease and will rescue B-cell depleting therapies in favor of all patients. Or, at least, in favor of those with antibodies against KIR4.1. Congratulations to Dr Srivastava and co-workers because they have found something very interesting for those like me who like neuroimmunology and, more importantly, something that helps in clarifying MS pathogenesis and, that, in the end, will improve care.