Barack Obama

Aunque escuchar quedó reservado para la música, ver para el cine, pensar para la literatura y la guerra para la política, alguna vez hay que quedarse media hora con un político para …

…escuchar tono, dicción y mensaje

…ver firmeza, sinceridad y coherencia

…pensar, aunque sea, cuál de las dos sociedades es mas culta a pesar de los creacionistas y de que, con razón, en una de ellas no sepan situar España en el mapa

y ya de paso:

…llorar porque nunca le daré media hora a uno de los nuestros

… contar las veces que mira el papel en esa media hora

…dar para atrás en el vídeo y confirmar que sí, que ha dicho que “así será elección tras elección si seguimos por ese camino”. Y que no vaya a ser así. Y aquí ya vayamos por la enésima elección de reproches y pasado.

…y lamentar que nosotros no tengamos un futuro, destino, empresa común sino sólo una procedencia y sus coletazos

…y asombrarse porque afronta la crítica, la explica, la vuelca y la gana en su favor

…y, finalmente, estremecerse.

Absolutamente brutal, Barack Obama. Sobre la raza, la política, la actitud, la nación, el futuro y la vida. Media hora, aguantad sólo eso.


Que pensarán…

… Torres y Gerrard siendo “Unstoppables”

David y sus nudos contiguos cuando hago “copy/paste” de sus ideas…

… U2 al minuto y veiticinco segundos exactos de canción

Gistau y Espada cuando acabo y me quito el sombrero por el periodismo…

Carlos y los demás cuando SUBRAYO frases que me excitan…

… Pastora cuando canto a gritos por la calle sin que me oiga nadie porque tu y yo también estamos a 1000 km


Maria

Paradójicamente tuvo que ser de algo que me frustra y que, por tanto, intento rehuir. Pero tenía que ser, como siempre ha sido y siempre será. Dulce y sosegada según parece. Como siempre fué, ya, ella. Madre Maria de diez, abuela para muchos, bisabuela al cubo, aunque ella no lo llegara a saber (o recordar). GANAS infinitas a pesar de la pereza de los años y las ausencias. Nudo de nylon en la red que hoy, inevitablemente, empezará a destejerse. Y si no, será por ella. Hoy oficialmente, pero dejó de vivir hace tiempo. Eso sí, llevaba décadas en el cielo. Un beso yaya. El último.


Basura

Lo que la gente desecha o debería desechar. Los que deciden en la torre de cristal, o en la sede o, peor, en la torre de la sede, bien arriba. O los que viven de las “ideas” que no son suyas y no podríaan/sabrían vivir de otra cosa, de la materia, del sudor, del servicio. Basura…Eslógans como ideario y el páramo moral. La guerra tácita que se explicita en las situaciones de crisis. La autocomplacencia y la falta de generosidad. El papel de periódico de hoy, con titulares que, como máximo, podrían haberse publicado anteayer. La incapacidad para la sinergia. Pintadas con spray de a un euro con suplemento. Unidos sí, pero…Basura.

Las noticias de hoy:

La exigencia del PP fractura de nuevo la unidad contra ETA

El PP muestra divergencias con el texto unitario contra ETA sellado por todos los grupos parlamentarios

Los expertos atribuyen al interlocutor ‘Thierry’ la orden de asesinar a Carrasco

Patxi López pide a Rajoy no volver a utilizar a las víctimas

El editorial:

Sin embargo, como si de una maldición se tratara, al dolor del asesinato del ex concejal socialista Isaías Carrasco se unió anoche, una vez más, para estupefacción y rabia de muchos ciudadanos, la incapacidad de ciertos políticos para estar a la altura de las circunstancias. Como en 2004, el PP vio en el atentado la posibilidad de desgastar al rival y obtener réditos electorales.

Para ello, el PP no dudó en acudir a la reunión de los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados que debía pactar una declaración común de repulsa y unidad con una exigencia que sabía que sería rechazada por el resto de los partidos: la revocación de la resolución de la Cámara baja que avaló el diálogo con ETA. El PP firmó esa declaración para minutos después destacar públicamente en una conferencia de prensa que le parecía insuficiente, y sembrar así de nuevo el germen del enfrentamiento entre los demócratas, tan sólo unas horas después de un crimen terrorista.

En lugar de potenciar lo que une, el PP decidió poner sobre la mesa lo que separa. Con el Congreso disuelto, a 48 horas de las elecciones y con el cuerpo del ex concejal socialista todavía caliente, al representante popular, Ignacio Astarloa, al que hasta hace pocos meses muchos aún consideraban un hombre razonable, no se le ocurrió otra cosa mejor que reclamar la revocación de un texto que había sido aprobado por todos los grupos. El objetivo no era otro que erosionar al Gobierno y sembrar la duda sobre la honestidad del presidente Zapatero y su partido cuando afirma que ya no cabe ninguna opción de diálogo con ETA. La víctima de ayer era militante, precisamente, de ese partido. Falta saber, y los ciudadanos tienen el derecho a conocerlo antes de acudir mañana a las urnas, si Astarloa actuó por iniciativa propia o por órdenes de su jefe político, Mariano Rajoy. El presidente del PP no debería permitir que esta duda ominosa se alargue ni un minuto. No se trata de la política, es la dignidad personal lo que está en juego.

Y concluye:

“Quitarles toda esperanza”, como ayer repitió Rajoy, significa también no darles la baza de la división entre demócratas. Lamentablemente, el comportamiento posterior de su partido fue en sentido diametralmente opuesto. Invocar la unidad y a la vez condicionarla a la aceptación de los planteamientos propios es jugar con cartas marcadas. Por todo ello, ayer fue un día de doble duelo.

El otro editorial:

“La lectura pertinente es la de que los etarras consideran que en la sociedad española existe una tremenda falta de consenso sobre cuestiones esenciales, lo que les permite concebir esperanzas de que algún día podrán lograr sus objetivos si persisten en su amenaza.

Aunque sea triste decirlo en estos momentos, ETA ha sacado fuerzas de la ambigüedad de Zapatero sobre la idea de lo que es la nación española, de sus concesiones a partidos como ERC y el PNV, del gravísimo error que supuso el Estatuto de Cataluña y, sobre todo, de su legitimación como interlocutor político durante el proceso de paz. La banda no tiene capacidad operativa para traer en jaque al Estado, pero ha contribuido a que su maximalismo utópico esté en el programa de más de un socio del PSOE.”

Voceros:

Isabel SanSebastian: “El PP quiere acabar con ETA, no con el PSOE. Su enemigo es ETA, no el PSOE. Su lucha es para aislar a ETA no al PSOE. Otros no pueden decir lo mismo.”

Millás y “la charca moral que ha generado el PP” como contexto político del atentado.

 

Ya os hemos oído, llevamos 4 años haciéndolo. Sabemos qué pensáis y quién os alimenta. Dejad de “opinar”, que no nos importa. Tenemos opinión propia, mejor y mas libre. No valoramos vuestras valoraciones, no las queremos.Y menos hoy. Salid todos de la charca moral. Iros a la mierda.

Hoy, como hace 4 años, el día del mensaje unánime, unívoco, unido que no fué. El día de la política. O de la basura. Lo mismo.


i have to say this in spanish, i’m sorry…

Mira hacia atrás, sin sorpresa, como si siempre hubiera estado seguro de que así sería. Hacia abajo ahora, por un instante piensa que no lo merece, que le queda grande. Sube de tres saltos, salvando el escollo (caer es no volver a ganar ningún otro). Y hacia abajo (de nuevo), se frota las manos, se le ha notado. Está ahí de prestado. Duda: besos o ¿reverencia?. Reverencia. Al frente, sonríe. Wow. No fija la mirada, pero no vuelve a bajar la cabeza. Mira al “cast” pero enfocando al autocue de su cabeza, y coge el trofeo con fuerza. Thank you, demasiado rudo, respetuoso pero increible. Y huye, del público y, tierno, se refugia en su madre. Ya no tiene que desviar la mirada, con ella y en su lengua, está seguro. Y, a falta de segundos y en el regazo, crece. Agarra la recompensa, mamá, los cómicos, dignidad, orgullo y España. Toda la épica a relucir, chin pun. Reverencia y sonrisa de oreja a oreja. Y el rabo. Por la puerta grande.

Fuera de casa el campo es mas pequeño pero si el balón llega, aunque sea a media altura, chilena. Y gol.

Bardem, triunfador: